Las redes sociales son motivo de ruptura

La llegada de la tecnología ha traído muchas cosas buenas y muchos avances a la humanidad. Ahora se puede ahorrar tiempo, se puede ahorrar dinero, se puede ahorrar esfuerzos, con tan sólo, saber qué herramientas tecnológicas utilizar.

La tecnología también ha influido en la forma de convivencia de nuestra sociedad. En este contexto, las redes sociales han jugado un papel fundamental. De la misma manera que, las redes sociales han servido para encontrarnos con personas que no sabíamos de ellos hace años. De la misma manera que, las redes sociales han servido para encontrar padres con hijos y viceversa. Éstas también han traído una connotación negativa.

Las redes sociales no son todo color de rosas

Las redes sociales motivos de ruptura
Las redes sociales motivos de ruptura

Las redes sociales son motivo de ruptura. Y no lo decimos solamente nosotros, en este artículo, sino que así lo demuestran muchos estudios. Investigaciones realizadas sobre las relaciones de pareja, indican que, el principal motivo de ruptura, son las redes sociales.

Una doctora reconocida en el medio, Mark Keenan, nos comenta que, uno de cada 5 divorcios, tienen como causa principal: el Facebook (una de tantas redes sociales). Es decir, el 20% de las parejas se divorcian a causa de las redes sociales.

Y es que, se puede entender las redes sociales como motivo de ruptura, porque puede pasar de todo en ese medio. Antiguas parejas se pueden re-encontrar, pueden surgir nuevos romances (especialmente si se tiene bastante tiempo libre), el calor del momento nos puede llevar a situaciones comprometedoras. Pueden aparecer fotos de lugares que, nuestras parejas no sabían que habíamos ido, etc.

Las probabilidades de que las redes sociales sean motivos de ruptura, son abundantes. Y todas, tienen un común denominador: el deterioro de la comunicación.

Cuando una pareja se comunica, se ama, comparte momentos juntos, fortalece el vínculo emocional y social, no existe tecnología ni persona alguna, que los pueda separar.

Y tú ¿qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *